Tossa de Mar

Está considerada como una de las zonas más bellas del litoral Mediterráneo por la espectacularidad de sus paisajes. Considerada como el pequeño “Paraíso Azul”, nos sorprende con playas y calas de aguas cristalinas. Podemos realizar rutas de senderismo por parajes incomparables y conocer el Macizo de Cadiretes.

Se caracteriza por la silueta de su recinto amurallado medieval de la vila Vella, monumento histórico artístico que preside uno de los extremos de la playa principal.

Se halla comunicada con Sant Feliu de Guíxols y la misma carretera enlaza por el sur con Lloret de Mar.

Al pie de la muralla de la Vila Vella de tossa, en la parte sur, se encuentra la playa d´es Codolar, antiguo puerto de la población.

El cabo de Tossa, en el que se alza el faro de Tossa, actualmente habilitado como Centro de Interpretación de los Faros del Mediterráneo, facilita la identificación desde el mar. A sus pies se encuentra Es Racó, donde se inicia la playa propia de Tossa o Platja Gran donde acuden turistas y veraneantes a disfrutar de todo tipo de servicios e infraestraucturas con gran oferta de ocio, como los alquileres náuticos y deportivos.

Tras la inestable playa del Reig, se sitúan dos miradores y entre ellos un paseo marítimo que se extiende como separación de la siguiente playa, la de la Mar Menuda o Sa Bauma. La arena es una mezcla de grano fino y grueso.

Tossa de Mar comienza a destacar como lugar de encuentro e inspiración de artistas de todo el mundo, especialmente pintores que encuentran en la población atractivos e insinuantes paisajes que retratar.


No hay resultados para la búsqueda

Logo